¿Qué es el Networking? Camina solo y llegarás rápido, camina con otros y llegarás lejos

Equilibrio, clave para cualquier relación

Como ya lo hemos dicho, la relación profesional es igual que cualquier otro vínculo: necesita de cierto equilibrio para ser saludable. Está muy bien que te beneficies de los nuevos contactos que estás generando, pero lo mejor es que tú también aportes algo, desde consejos hasta información valiosa o hasta referencias a otras personas; lo importante es que aportes valor a tus contactos. Esto te ayudará a generar confianza y lazos más estables y fuertes –que como podrás imaginar, te pondrá en la lista VIP de tus contactos gracias al aprecio que te tienen–.

Trabaja tu red

Okay, ya hiciste conexiones… o al menos lograste que te aceptaran la invitación; bueno, ahora toca cultivar esas relaciones: habla con las personas, interactúa con sus posteos, felicítalos por sus artículos o logros profesionales, ofréceles ayuda si ves que lo puedes hacer, incluso puedes invitarlos a eventos que creas que pueden gustarles (o si quieres, hasta un café para hablar profesionalmente), ¡Tú decides!

Lo importante es que recuerdes que, aunque es profesional, se trata de relaciones SOCIALES.

Y finalmente, NO TENGAS MIEDO, nunca sabes a quién te puedes encontrar.

¡Ah! Y recuerda que con nosotros siempre vas a obtener los mejores consejos para iniciar tu trabajo de Networking. 

Lara Schmoisman, CEO y fundadora de The Darl.

Inicio.

Conoce a tus contactos

Ya lo dijo la madre de Forest Gump: “la vida es como una caja de chocolates, nunca sabes lo que te va a tocar”. Del mismo modo, la gente que conoces podría sorprenderte; quizá alguno de ellos es amigo del RH de una empresa que te interesa, o quizá otro colabora con alguien que busca tu perfil.

Saber a qué se dedican tus contactos te dará el conocimiento suficiente para saber a quién y cuándo dirigirte para ciertos objetivos, pero también para saber qué relaciones necesitas hacer crecer de manera más urgente. Recuerda, ¡El conocimiento es poder!

Equilibrio, clave para cualquier relación

Como ya lo hemos dicho, la relación profesional es igual que cualquier otro vínculo: necesita de cierto equilibrio para ser saludable. Está muy bien que te beneficies de los nuevos contactos que estás generando, pero lo mejor es que tú también aportes algo, desde consejos hasta información valiosa o hasta referencias a otras personas; lo importante es que aportes valor a tus contactos. Esto te ayudará a generar confianza y lazos más estables y fuertes –que como podrás imaginar, te pondrá en la lista VIP de tus contactos gracias al aprecio que te tienen–.

Trabaja tu red

Okay, ya hiciste conexiones… o al menos lograste que te aceptaran la invitación; bueno, ahora toca cultivar esas relaciones: habla con las personas, interactúa con sus posteos, felicítalos por sus artículos o logros profesionales, ofréceles ayuda si ves que lo puedes hacer, incluso puedes invitarlos a eventos que creas que pueden gustarles (o si quieres, hasta un café para hablar profesionalmente), ¡Tú decides!

Lo importante es que recuerdes que, aunque es profesional, se trata de relaciones SOCIALES.

Y finalmente, NO TENGAS MIEDO, nunca sabes a quién te puedes encontrar.

¡Ah! Y recuerda que con nosotros siempre vas a obtener los mejores consejos para iniciar tu trabajo de Networking. 

Lara Schmoisman, CEO y fundadora de The Darl.

Inicio.

Aprovecha las herramientas

Las redes virtuales están llenas de herramientas para que puedas afinar tus búsquedas. Saber a quién buscas te toca solo a ti, pero encontrarlas es algo que toda red te facilitará. Los eventos virtuales, grupos y foros son una gran opción si quieres iniciarte en el networking.

Conoce a tus contactos

Ya lo dijo la madre de Forest Gump: “la vida es como una caja de chocolates, nunca sabes lo que te va a tocar”. Del mismo modo, la gente que conoces podría sorprenderte; quizá alguno de ellos es amigo del RH de una empresa que te interesa, o quizá otro colabora con alguien que busca tu perfil.

Saber a qué se dedican tus contactos te dará el conocimiento suficiente para saber a quién y cuándo dirigirte para ciertos objetivos, pero también para saber qué relaciones necesitas hacer crecer de manera más urgente. Recuerda, ¡El conocimiento es poder!

Equilibrio, clave para cualquier relación

Como ya lo hemos dicho, la relación profesional es igual que cualquier otro vínculo: necesita de cierto equilibrio para ser saludable. Está muy bien que te beneficies de los nuevos contactos que estás generando, pero lo mejor es que tú también aportes algo, desde consejos hasta información valiosa o hasta referencias a otras personas; lo importante es que aportes valor a tus contactos. Esto te ayudará a generar confianza y lazos más estables y fuertes –que como podrás imaginar, te pondrá en la lista VIP de tus contactos gracias al aprecio que te tienen–.

Trabaja tu red

Okay, ya hiciste conexiones… o al menos lograste que te aceptaran la invitación; bueno, ahora toca cultivar esas relaciones: habla con las personas, interactúa con sus posteos, felicítalos por sus artículos o logros profesionales, ofréceles ayuda si ves que lo puedes hacer, incluso puedes invitarlos a eventos que creas que pueden gustarles (o si quieres, hasta un café para hablar profesionalmente), ¡Tú decides!

Lo importante es que recuerdes que, aunque es profesional, se trata de relaciones SOCIALES.

Y finalmente, NO TENGAS MIEDO, nunca sabes a quién te puedes encontrar.

¡Ah! Y recuerda que con nosotros siempre vas a obtener los mejores consejos para iniciar tu trabajo de Networking. 

Lara Schmoisman, CEO y fundadora de The Darl.

Inicio.

Varía tus canales

Sí, estamos en la era digital; sin embargo, algunas relaciones serán presenciales. Las redes virtuales nos dan un sinfín de alternativas para lograr conocer gente (networking), pero descubrirás que en algunas ocasiones puedes encontrar a personas muy valiosas en foros presenciales o incluso entre tus conocidos. Lo importante es que siempre estés atento a las relaciones que puedes generar en cada uno de los canales donde te muevas.

Aprovecha las herramientas

Las redes virtuales están llenas de herramientas para que puedas afinar tus búsquedas. Saber a quién buscas te toca solo a ti, pero encontrarlas es algo que toda red te facilitará. Los eventos virtuales, grupos y foros son una gran opción si quieres iniciarte en el networking.

Conoce a tus contactos

Ya lo dijo la madre de Forest Gump: “la vida es como una caja de chocolates, nunca sabes lo que te va a tocar”. Del mismo modo, la gente que conoces podría sorprenderte; quizá alguno de ellos es amigo del RH de una empresa que te interesa, o quizá otro colabora con alguien que busca tu perfil.

Saber a qué se dedican tus contactos te dará el conocimiento suficiente para saber a quién y cuándo dirigirte para ciertos objetivos, pero también para saber qué relaciones necesitas hacer crecer de manera más urgente. Recuerda, ¡El conocimiento es poder!

Equilibrio, clave para cualquier relación

Como ya lo hemos dicho, la relación profesional es igual que cualquier otro vínculo: necesita de cierto equilibrio para ser saludable. Está muy bien que te beneficies de los nuevos contactos que estás generando, pero lo mejor es que tú también aportes algo, desde consejos hasta información valiosa o hasta referencias a otras personas; lo importante es que aportes valor a tus contactos. Esto te ayudará a generar confianza y lazos más estables y fuertes –que como podrás imaginar, te pondrá en la lista VIP de tus contactos gracias al aprecio que te tienen–.

Trabaja tu red

Okay, ya hiciste conexiones… o al menos lograste que te aceptaran la invitación; bueno, ahora toca cultivar esas relaciones: habla con las personas, interactúa con sus posteos, felicítalos por sus artículos o logros profesionales, ofréceles ayuda si ves que lo puedes hacer, incluso puedes invitarlos a eventos que creas que pueden gustarles (o si quieres, hasta un café para hablar profesionalmente), ¡Tú decides!

Lo importante es que recuerdes que, aunque es profesional, se trata de relaciones SOCIALES.

Y finalmente, NO TENGAS MIEDO, nunca sabes a quién te puedes encontrar.

¡Ah! Y recuerda que con nosotros siempre vas a obtener los mejores consejos para iniciar tu trabajo de Networking. 

Lara Schmoisman, CEO y fundadora de The Darl.

Inicio.

Networking, una palabra que cada vez vemos más y que, especialmente con nosotros, se repite constantemente. El Networking es el “arte” de hacer relaciones profesionales, cultivarlas, hacerlas crecer y lograr que den frutos.

Debes tener algo muy claro: todos avanzamos juntos; no hay un solo negocio o profesional que no necesite de otros para crecer; desde necesitar clientes hasta proveedores y aliados, cada persona, producto o servicio es parte de una enorme red.

Somos seres sociales, nuestros negocios y carreras también lo son. He aquí la importancia del networking.

¿Y sabes qué? No es tan difícil. Algunos cometemos ciertos errores cuando queremos iniciar, aquí te traemos algunos consejos para que lo hagas de la mejor manera:

Varía tus canales

Sí, estamos en la era digital; sin embargo, algunas relaciones serán presenciales. Las redes virtuales nos dan un sinfín de alternativas para lograr conocer gente (networking), pero descubrirás que en algunas ocasiones puedes encontrar a personas muy valiosas en foros presenciales o incluso entre tus conocidos. Lo importante es que siempre estés atento a las relaciones que puedes generar en cada uno de los canales donde te muevas.

Aprovecha las herramientas

Las redes virtuales están llenas de herramientas para que puedas afinar tus búsquedas. Saber a quién buscas te toca solo a ti, pero encontrarlas es algo que toda red te facilitará. Los eventos virtuales, grupos y foros son una gran opción si quieres iniciarte en el networking.

Conoce a tus contactos

Ya lo dijo la madre de Forest Gump: “la vida es como una caja de chocolates, nunca sabes lo que te va a tocar”. Del mismo modo, la gente que conoces podría sorprenderte; quizá alguno de ellos es amigo del RH de una empresa que te interesa, o quizá otro colabora con alguien que busca tu perfil.

Saber a qué se dedican tus contactos te dará el conocimiento suficiente para saber a quién y cuándo dirigirte para ciertos objetivos, pero también para saber qué relaciones necesitas hacer crecer de manera más urgente. Recuerda, ¡El conocimiento es poder!

Equilibrio, clave para cualquier relación

Como ya lo hemos dicho, la relación profesional es igual que cualquier otro vínculo: necesita de cierto equilibrio para ser saludable. Está muy bien que te beneficies de los nuevos contactos que estás generando, pero lo mejor es que tú también aportes algo, desde consejos hasta información valiosa o hasta referencias a otras personas; lo importante es que aportes valor a tus contactos. Esto te ayudará a generar confianza y lazos más estables y fuertes –que como podrás imaginar, te pondrá en la lista VIP de tus contactos gracias al aprecio que te tienen–.

Trabaja tu red

Okay, ya hiciste conexiones… o al menos lograste que te aceptaran la invitación; bueno, ahora toca cultivar esas relaciones: habla con las personas, interactúa con sus posteos, felicítalos por sus artículos o logros profesionales, ofréceles ayuda si ves que lo puedes hacer, incluso puedes invitarlos a eventos que creas que pueden gustarles (o si quieres, hasta un café para hablar profesionalmente), ¡Tú decides!

Lo importante es que recuerdes que, aunque es profesional, se trata de relaciones SOCIALES.

Y finalmente, NO TENGAS MIEDO, nunca sabes a quién te puedes encontrar.

¡Ah! Y recuerda que con nosotros siempre vas a obtener los mejores consejos para iniciar tu trabajo de Networking. 

Lara Schmoisman, CEO y fundadora de The Darl.

Inicio.