Ecommerce: Los mejores tips para incrementar tus ventas

La pandemia nos cambió en muchos aspectos, pero uno importante de resaltar es el proceso que elegimos para comprar algo, nos dedicamos a comprar absolutamente todo por internet. 

Los conocidos ecommerce están en pleno auge y es hora de que potencies los números de ventas del tuyo, algo necesario si quieres garantizar que sobreviva en el mercado. 

No es un proceso fácil, si bien es un método de compra que está de moda, no todos consiguen transformar el número de visitas en compras y mucho menos en clientes fieles a largo plazo. 

Entonces si ves que ya hiciste lo necesario para posicionar tu marca, tu imagen y tu producto pero sigues sin obtener los resultados esperados, debes estudiar realmente en dónde está la falla. 

Si consigues las visitas que esperabas, es necesario que se conviertan en clientes y por lo tanto en compradores, pero cuidado, no debes quedarte solo con eso, el contacto con éste debe seguir existiendo, es algo que se llama fidelización y te permitirá proyectar nuevas compras.

Pero si no estás completando estos pasos posiblemente presentes alguno de estos problemas, que recibas muchas visitas que no pasan de ser unos observadores o que ni siquiera estés llegando a que conozcan tu página. 

A continuación te propongo algunas técnicas para cerrar el deal: 

Técnicas para retención de clientes: primero tenemos algo que se conoce como Inboundización, que no es más que procesos para potenciar el registro de los datos de quienes pasan por la web. Otra opción se vale de dos procesos, el lead scoring y el lead nurturing, el primero se trata de segmentar la base de datos que se esté manejando, ya que de ahí partirán otros procedimientos y es importante que esta etapa esté muy bien armada. Después pasamos al siguiente paso, que se trata de ampliar el lead nurturing, para así acercarse más a lo que sería la compra. Para esto se personaliza la información y la atención que se le brinda a estos posibles compradores y así irlos acompañando en el proceso, buscando el resultado ideal, que sean clientes. 

Simplifica el registro: todos sabemos lo tedioso que resulta llenar formularios, además de la desconfianza que se puede generar en el usuario al ver tantas preguntas un tanto personales. Debido a esto, es clave que inicies con una solicitud simple de datos, ya que cuando el proceso esté un poco más avanzado podrías solicitarle más información. 

Experiencia del usuario: es importante que evalúes el comportamiento del usuario en tu web, en dónde se detiene a leer mucho más tiempo, qué le interesa y qué no, de esta forma tendrás un panorama mucho más claro y funcional a la hora de emplear recursos para que lleguen a ser clientes. 

Calidad de tu página: en la actualidad todo es sumamente veloz. El usuario necesita inmediatez y es posible que si no la tiene vaya a otro portal a comprar lo mismo que pudo haberte comprado a ti, por eso es necesario chequear la velocidad de tu página, como la carga de elementos e imágenes. Esta revisión la puedes hacer a través de Google. 

Seguridad: la información de los usuarios es delicada, es decir, es una gran responsabilidad manejar datos de este tipo, por lo que es una obligación mantenerlos seguros, ¿de qué forma? Te lo explico. Gracias a un certificado de SSL (Secure Sockets Layer o capa de conexión segura), se mantiene el encriptado que permite el resguardo de contraseñas y demás datos de los usuarios. 

Buena elección de la imagen: es indispensable que cuentes con buenas imágenes y copys en tu negocio virtual, ya que esto le dará relevancia de acuerdo a los recursos que utilices. Las palabras claves juegan un papel fundamental. 

Diseño responsive: el primer dispositivo donde es vista la información de tu negocio, sin duda, es en el dispositivo móvil, por lo tanto sí o sí deberás ajustar tu marca a este formato, ya que es el más utilizado por los usuarios.

Destaca tus mejores productos: para atraer más visitantes puedes valerte del mejor producto con el que cuentes, hazlo notar y úsalo como imagen del resto del trabajo que puedes llegar a realizar. 

Cross sell y up sell: son dos técnicas que ayudan a mejorar las ventas. El cross sell no es más que tratar de elevar el número de ítems del comprador, ofreciéndole algo similar o que los demás clientes suelen comprar en conjunto. Por su parte el upsell ofrece al comprador algún producto con una calidad superior y mucho más completo que el que está llevando.

Resolutivos métodos de pago: debes contar con muchas opciones, si es posible todas las que se puedan, para que el cliente finalice el pago del producto. De esta forma el comprador se sentirá cómodo y no pondrá peros a la hora de pagar. 

Es importante el constante monitoreo de las actividades de los usuarios en tu portal, ofrecerles lo necesario, darles buena atención y mantener el contacto. 

Si quieres más herramientas para potenciar tu marca no olvides escuchar Marketing Simplificado y vuélvete un experto en el ecommerce. 

HOME